No lo recuerdo claramente, fue hace 3 años  aproximadamente, cuando mi padre nos dio la noticia de que había preparado un plan para pasar el sábado en familia, incluyendo en él, un paseo a  caballo. Guao! mi primera vez montando a caballo.

 La verdad que me entró un poco de  miedo, ya que nunca lo había hecho. Seguro que a muchos de ustedes le pasará lo mismo. A pesar de ser unos animales muy hermosos, ciertamente intimidan un poco por su tamaño.

Comienza la aventura

Salimos temprano por la mañana desde Madrid, para poco después, en unos 40 minutos llegar al Centro Hípico Buitrago, que se encuentra en la zona de la Sierra norte de Madrid.  

Más adelante les daré la dirección del lugar y les daré más detalles del sitio. Mi padre anteriormente había hecho vía telefónica la reserva del paseo, para asegurarnos de tener nuestras plazas y no perder el viaje. 

Así que en todos estos planes de paseos o excursiones, les recomiendo siempre, antes de ir, contactar con la empresa que ofrece los servicios,  para hacer la reserva de plaza y conocer un poco cómo será todo, aclarando en ese momento  todas las dudas que tengan.

Al llegar,  pudimos ver que el lugar tenía de un lado, un estacionamiento grande para aparcar los coches y del otro lado,  un par de recintos, uno para las clases de equitación y otro para las Domas de caballos.

A medida que te adentrabas, conseguimos   un edificio donde se encontraban las oficinas, un cafetín, así como los establos con muchos caballos.

A los caballos

Después de que mis padres hicieran los arreglos con el encargado del lugar, pasamos a equiparnos  con cascos, para ir a conocer los caballos con los que haríamos el paseo.

No olvides que un caballo es un ser vivo, pues a tratarlo con cariño y consideración, sin dejar de ser firme.

Al montar tratar de estar tranquilos y sin miedo, ya que el animal siempre notara tu estado de ánimo.

De los tres, solo mi padre tenía experiencia, por lo que a mi madre y a mí, nos dijeron que nos asignarían caballos muy dóciles.

Nos dieron una breve explicación de cómo hacer para indicarle al caballo cuando parar, si queríamos que girara a la derecha o izquierda o cuando quisiéramos que fuesen a más velocidad.

Realmente nos transmitieron mucha confianza y tranquilidad para quitarnos el miedo que teníamos mi madre y yo. El caballo que me dieron era pequeño,  de color marrón claro, como el de mi madre, el de mi papá blanco.

Me sentí muy cómodo al montarme en él, tanto que al final le terminé tomando cariño. Los de mis padres por su puesto eran más grandes. 

Lo primero que hicimos antes de comenzar el paseo, fue dar unas vueltas por el recinto para que tomáramos confianza,  nos sintiéramos más seguros y tranquilos.

Al principio me costó un poco  hacer que el caballo me hiciera caso, pero créanme que no es tan difícil. Bastaron unas pocas vueltas para cogerle el truco y a medida que das las vueltas,  ya ese miedo o terror que puedas sentir, va desapareciendo.

La ruta

Existen varios tipos de rutas o paseos, el paseo que escogimos, fue el de 1 hora, que se conoce como  el Paseo Ruta de Gascones (es un paseo de nivel bajo, es decir, para personas que no tienen experiencia con caballos).

Nos acompañó un monitor, quien nos guiaba,  nos explicaba un poco el camino, supervisaba el comportamiento de los caballos  y sobre todo se aseguraba de que te encontraras bien. Junto con nosotros se unió otro grupo de familias,  así que fue divertido.

En este paseo puedes ver zonas con muchos árboles y otras más abiertas, con senderos de tierra y senderos de piedras. Todo pura naturaleza. Tuvimos la oportunidad de ver algunos conejos, aunque dicen que si tienes suerte puedes ver zorros y cigüeñas.

A pesar de que este es el paseo más corto, a mí me pareció que estuvo muy bien, creo que para ser la primera vez,  este es el paseo ideal, sobre todo si eres pequeño. Y lo mejor de todo,  es que nadie sufrió ningún accidente, nadie se cayó, ni perdió el control de su caballo.

Así que puedo decir con toda certeza que es una pasada montar a caballo, que no debes sentir miedo porque el caballo no te hará daño, no te morderá, así como no te caerás si sigues todos los pasos y recomendaciones que te dan.

Aliento a todos los que tienen muchas ganas de montar, pero que no lo han hecho, a los que sienten curiosidad, a los que quisieran montar, pero sienten miedo, vamos  no esperen más, animense a hacerlo pronto. Les aseguro que pasarán un día estupendo y una experiencia única que sentiran al compartir con estos bellos animales.

A pasear

Pero aquí no acabó nuestro paseo. Se acercaba ya la hora de comer. Nuestros estómagos comenzaban a reclamarnos luego de  tanto jaleo.  Pero mi padre, antes de ir al restaurante,  no quiso perder la oportunidad de dar una vuelta por un pueblo que quedaba a tan sólo 3 minutos en coche desde la caballeriza.

El pueblo se llama Buitriago de Lozoya. Es muy bonito. Lo primero que puedes ver es que es que lo circunda  el río Lozoya (de allí el nombre del pueblo) y su casco histórico está rodeado de una impresionante muralla medieval.

Dentro puedes ver  un Castillo o Alcázar,  a su lado la Iglesia de Santa Maria del Castillo, la Torre del Reloj y el Museo de Picasso (tiene más de 60 obras del pintor). Lamentablemente no pudimos entrar a ninguno de ellos, sólo verlos por fuera, pero la experiencia fue extraordinaria.

Este paseo tendremos que dejarlo para otra ocasión, porque además de conocer bien el pueblo (tienen visitas teatralizadas)  y sus edificios históricos, hay un montón de actividades que puedes hacer, además de visitar en Septiembre  la feria Medieval que celebran allí.

Puedes darte un buen chapuzón en sus áreas recreativas de Riosequillo, que tiene una piscina natural grande, la del Pinar y la del Jardín Medieval. También puedes hacer senderismo, montar bicicleta, pescar y hacer piragüismo. En fin, tienes un sinfín de opciones para disfrutar un día o varios, llenos de aventura, naturaleza, diversión y deporte.

Camino a comer

Al salir del pueblo nos tomó unos 15 minutos en llegar al Restaurante El Picachuelo. Tiene una vista impresionante hacia el Embalse del Atazar y tiene una terraza ideal para disfrutar de la naturaleza.

En su carta podrás ver una gran variedad de platos para todos los gustos, desde una buena paella, pasando por pescados y mariscos, hasta unas excelentes carnes a la brasa.

Su atención fue buena y como dije lo mejor de todo sus vistas.  Así que si estas de paseo por esta zona o si quieres salir a comer fuera de Madrid, lo recomiendo totalmente. Su dirección es Carretera Travesía de Cervera. Km 1.500, 28192. El Berrueco. Madrid.

Aquí termina nuestro plan de fin de semana. Te aseguro que pasarás un día genial, diferente y muy divertido, sobre todo para compartirlo en familia. Si te gusto, no olvides chequear Mi primera vez en Alicante, fue buenísimo!.

Antes de despedirme, les dejo una pequeña reseña del Centro Hípico Buitriago.

Se encuentra en la zona de la Sierra Norte , Crta Villavieja s/n. 28730. Lozoya. Madrid. Las rutas que ofrecen para escoger son muy variadas y cada una identificada con su nombre y detalle de la trayectoria.

Desde paseos de 1 hora  hasta varios días, que van por senderos en el campo,  rutas que pasan por el río Lozoya, rutas  con picnic, la ruta del agua,  combinación de paseo a caballo y piragüismo, y muchas más.

Sus paseos son para grupos de hasta 30 personas. Disponen de caballos adaptados según el nivel que tengas de experiencia para que así puedas disfrutar plenamente del paseo. También para los más pequeños ofrecen ponys para montar en circuitos vallados.

Cualquier ruta que escojas, dependiendo del tiempo que quieras estar, tienen su encanto especial. Sus precios son bastante asequibles.

La ruta que hicimos de 1 hora es de 15 euros por persona y a partir de ahí tienes diferentes precios dependiendo de la que elijas.

saludos

gracias por compartir!!!

Categorías: DISFRUTE

1 comentario

admin · diciembre 16, 2020 a las 7:37 pm

Is a pleasure for us to do so. If you like a topic in particular we will be glad to write about it.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *